Las 5 cosas que debes saber sobre Dublín antes de tu próximo viaje
16739
post-template-default,single,single-post,postid-16739,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-10.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1,vc_responsive

5 cosas que debes saber antes de viajar a Dublín

cosas que debes saber sobre dublín - con algas en la maleta

5 cosas que debes saber antes de viajar a Dublín

Después de tres visitas a esta ciudad encantada y encantadora, creo que puedo aclararte algunas dudas que puedes llegar a tener antes de viajar. ¿Merece la pena adquirir la Dublin Pass? ¿Qué pubs me recomiendas visitar? ¿Qué se come en Irlanda? En este post sobre las 5 cosas que debes saber sobre Dublín pretendo aclararte todas esas cuestiones.

Y si quieres preguntarnos cualquier otra cosa, déjanos un comentario por aquí.

5 cosas que debes saber sobre Dublín

 

¿Merece la pena la Dublin Pass?

merece la pena dublin pass - con algas en la maleta

La tarjeta turística Dublin Pass ofrece la entrada gratuita a más de 30 atracciones en Dublín, además del autobús turístico, transporte desde el aeropuerto hasta el centro de la ciudad (solo un trayecto) y algunos descuentos en bares, restaurantes y tiendas. Los precios de la Dublin Pass son:

Dublin Pass 1 día

51€ (niños de 5-15 años 30€)

Dublin Pass 2 días

72€ (niños de 5-15 años 40€)

Dublin Pass 3 días

82€ (niños de 5-15 años 51€)

Dublin Pass 5 días

103€ (niños de 5-15 años 61€)

Para que podáis calcular si os merece la pena comprar la tarjeta, abajo os dejamos las principales atracciones que incluye y el precio de la entrada sin ella.

ATRACCIONES INCLUIDAS EN LA DUBLIN PASS

  • Christ Church Cathedral (6€)
  • Dublinia (8,5€)
  • Catedral de St Patricks (6,5€)
  • Castillo de Dublín (7€)
  • Fábrica Guinness (25€)
  • Destilería Jameson (18€)
  • Autobús turístico – City Sightseeing hop-on, hop-off (19€)

-> Las entradas del Trinity College y la Cárcel de Kilmainham NO están incluidas.

Dublín es una ciudad que se puede (y se debe) recorrer perfectamente a pie. Por eso nosotros no tomamos el autobús turístico, pesamos que no aporta mucho a la experiencia. La ruta que os recomendamos seguir, para amortizar el Dublin Pass de 1 día (que no 24 horas, ojo) es:

-> Visitas por la mañana: Catedral de St Patricks, Christ Church Cathedral, Dublinia.

-> Visitas por la tarde: Fábrica Guinness y Destilería Jameson.

En este ejemplo, el ahorro con la Dublin Pass sería de 13 euros. Si sois rápidos y viajáis en verano, cuando los horarios de las atracciones son más amplios, quizá también podáis meter en la ruta el Castillo de Dublín o alguna de las otras opciones incluidas en la tarjeta turística: Zoo de Dublín, Estadio Aviva, Parque Acuático Aquazone, Museo de los Escritores, Museo de Cera… Podéis consultarlas todas en este enlace.

Para que os resulte más sencillo, os dejamos el mapa que nosotros hicimos para visitar la ciudad. En él hemos marcado las visitas más importantes de Dublín, así como los pubs y restaurantes recomendados.

Palabras y expresiones irlandesas útiles

Dublín - Con Algas en la Maleta

Si te manejas medianamente bien con el inglés no tendrás problemas para comunicarte en Irlanda. No obstante, siempre es útil y divertido familiarizarse con la jerga utilizada en el país que se visita. No, no vamos a haceros aprender palabras en gaélico, la otra lengua oficial de la República de Irlanda. Bueno, solo una que utilizaréis para brindar con una Guinness por este bonito país: Sláinte (slaun-cha).

  • Dub: Es un dubliner, un dublinés. De estos verás poquitos. Como madrileños en Madrid…
  • Pint of gat: Una pinta de Guinness. Algo más de medio litro de oro negro irlandés. Si preferís empezar poco a poco, podéis pedir un vaso (glass) o media pinta (half pint). Y un apunte: PUB no se pronuncia paf ni puf. Es más bien pobp. Cuidadito, no vayáis a preguntar a un irlandés por el puf (poof = maricón) más famoso de Dublín.
  • The jacks: Tras unas pocas pintas de cerveza necesitarás una visita a “the toilets”, más comúnmente conocidos aquí como “the jacks”. En algunos pubs, los sexos están escritos en gaélico: Fir Jacks es el baño de hombres y Ban Jacks el de mujeres.
  • Crisps y chips: Las patatas de bolsa se conocen como crisps. En Irlanda, las más famosas son las Tayto de queso y cebolla (Cheese & Onion). Una bolsa de patatas y un sándwich es un lunch bastante habitual. Alguna vez, he llegado a ver un sándwich DE patatas fritas con mantequilla. Muy sano todo. Las chips o fries son las patatas fritas normales. Si en la carta aparecen como shoe string son las delgaditas, tipo Mc Donalds. Si aparecen como hand cut, son un poco más gruesas, como las que preparamos en casa. Las sweet potato son de batata, de sabor más dulce y mis preferidas.
  • Sure, look it: Es la frase más utilizada en Irlanda y sirve para responder a cualquier pregunta. ¿Qué significa? Todo y nada. Dependiendo del contexto en el que se utilice puede servir para responder a una pregunta retórica, para expresar acuerdo, para expresar desacuerdo o simplemente como una coletilla utilizada en mitad de una frase.

 

Dónde y qué beber en Dublín: Los pubs más originales

Temple Bar Dublín Con Algas en la Maleta

Dublín es la ciudad de los mil pubs, sin exagerar. Así que elegir solo algunos no es tarea fácil. Hemos seleccionado los más representativos y especiales para nosotros, pero no los conocemos todos. ¡Tendréis que ayudarnos a completar esta lista! Aquí os dejamos 5 lugares donde calmar la sed en Dublín. En todos encontrarás buena bebida, buena música y buen ambiente.

NOTA: No hemos incluido en la lista el Gravity Bar de la Fábrica de Guinness por no ser propiamente un pub. Eso no quiere decir que no sea uno de los mejores sitios –sino el mejor- donde degustar una buena pinta de cerveza irlandesa con unas vistas que quitan el hipo. Dicho queda.

  1. Temple Bar (47-48 Temple Bar): Lleva el mismo nombre del barrio más marchoso y turístico de la ciudad y es, casi con total seguridad, el pub más famoso de Dublín. Si no logras hacerte hueco en su concurrida barra, merece la pena entrar rápidamente para ver su interior. La decoración, sobre todo en época navideña, es muy bonita. Además, todos los días hay actuaciones en directo.
  2. The Church (Junction of Mary St & Jervis St): Este pub se encuentra dentro de una antigua iglesia anglicana, de la que aún se conserva casi todo: las espectaculares vidrieras, el órgano, el coro. Además de ser un lugar espectacular, tiene mucha historia. Cuando entres a tomarte una cerveza en su barra o a cenar en el restaurante, te encontrarás en el lugar donde Arthur Guinnes, fundador de la cervecería, se casó en 1761 o donde Haendel ensayó su famoso Mesías antes de su presentación en 1742.
  3. O’Neills (2 Suffolk Street): Muy cerca del Trinity College, Grafton Street y la famosísima estatua de Molly Mallone, se encuentra este pub perfecto para tomarse una pinta, llenar el estómago con su buffet, ver eventos deportivos y disfrutar de espectáculos de música y danza irlandesa. El lugar tiene dos plantas y es bastante amplio. Aunque suele estar bastante abarrotado, merece la pena venir aquí por el buen ambiente que se respira. Para nosotros, O’Neills lo tiene todo.
  4. The Brazen Head (20 Lower Bridge St, Merchants Quay): El más antiguo de Dublín, fundado en 1198. El lugar tiene una fotogénica entrada y un encanto muy especial. Si quieres respirar un pedazo de historia y conocer el pub que James Joyce menciona en su Ulises (1922), este es el lugar indicado.
  5. Dicey’s Garden (21-25 Harcourt St, Saint Kevin’s): Aunque no hemos podido comprobarlo con nuestros propios ojos, se dice por ahí que este pub tiene las pintas más baratas de Dublín. ¡Desde 2 euros! Eso sí, tendrás que ir pronto si no quieres pagar entrada ni hacer una cola considerable en la calle. Dentro seguramente encontrarás gente muy jovencita de todas partes del mundo y con ganas de fiesta.

¿Qué cerveza pido?

cervezas Dublín - Con Alga en la Maleta

La reina indiscutible de las cervezas irlandesas es la Guinness. Que por cierto, si no la has probado aquí, no has probado la auténtica. Dicen los entendidos que la Guinness en Irlanda sabe mejor que en cualquier otra parte del mundo y no les falta razón. No es solo por la autenticidad de beberla en su país o porque en los pubs de la isla esmeralda sepan cómo hay que servirla exactamente (hay que tener ciencia y paciencia). La razón principal es que la cerveza que beben en Irlanda, está hecha en Dublín. La que exportan al resto del mundo, se fabrica en Nigeria. Y por lo tanto, el agua utilizada en el proceso no es la misma, lo que altera el sabor.

¿Y es que no hay cerveza más allá de la Guinness? Claro que sí. Y de todos los tipos.

Está la lager o pilsen, que es como la rubia que bebemos en España. Carlsberg y Heineken son las más conocidas en Irlanda. También podéis encontrar cervezas Pale Ale (como la O’Hara’s Irish Pale Ale) y Red Ale. Esta última es la auténtica cerveza típica del país. Son rojizas, claro, un poco menos amargas que las Pale Ale y con más de cuerpo que las lager.  Smithwick’s y Murphy’s Red Ale son las más populares. Y por último, está la cerveza negra o stout. Sí, aquí entraría la Guinness. Pero también Murphy’s o Beamish fabrican una buena stout.

Dejando a un lado el apartado birrero, en Dublín también debes probar la sidra irlandesa. Aquí, el trono es para Bullmers. Ojo, que no tiene nada que ver con la sidra asturiana. No se escancia, se embotella o se sirve de grifo, como una cerveza. Es muy suave y mucho menos amarga que su homónima española. A nosotros nos gustó bastante.

Y terminamos con las bebidas alcohólicas mencionando el reconocido whisky irlandés. Si os gusta esta bebida, os animamos a probarla con lima y ginger ale.

¿Y para los abstemios? Pues el agua de Dublín está muy rica. Y no es broma. Es de muy buena calidad, puedes beberla directamente del grifo, sin filtrar. De hecho, en todos los locales a los que vayas a comer te la servirán de manera gratuita. En alguno, incluso aromatizadas con piel de limón o naranja.

➤ La gastronomía típica irlandesa

comida irlandesa - Con Algas en la Maleta

Es cierto que este país no tiene una gran fama gastronómica ni cuenta con demasiados platos representativos. ¿Por qué? Os voy a decir lo que nos contó nuestro guía en la excursión a la Calzada del Gigante. Cada vez que os preguntéis algo sobre Irlanda, la respuesta va a ser casi siempre la misma: porque han sido siempre más pobres que las ratas. Es cierto que la acidez de esta tierra les ha impedido cultivar casi de todo, excepto tubérculos y cebada (y por eso aquí el pan y la cerveza son tan deliciosos).  Y en cuanto al ganado, tradicionalmente han criado ovejas, vacas y caballos, para comer su carne y elaborar mantequilla. Y sí, la leche y mantequilla irlandesas también son exquisitas. Ahora, parece que estamos viviendo un renacimiento de la gastronomía irlandesa y poco a poco se va reconociendo internacionalmente.

Pero vayamos al meollo de la cuestión. Estos son algunos de los platos que encontraréis en la isla esmeralda y que os chiflarán:

  • Irish Breakfast: Un desayuno que vale por dos o por tres. Lleva huevos fritos, bacon, judías, morcilla y/o salchichas.
  • Pan de soda: Normalmente lo servirán de acompañamiento con vuestra comida. ¡Está de muerte!
  • Platos con patata: Champ (puré de patatas con cebolla y mantquilla), boxty (pastel de patata) y un larguísimo etcétera.
  • Estofado de ternera con Guinness: También puedes encontrarlo como relleno de un pastel. Es un guiso elaborado con la famosa cerveza. Está muy bueno y no sabe a alcohol, prometido.
  • Irish Stew: Guiso de cordero con verduras.
  • Fish & Chips: Pescado frito con patatas-
  • Ostras servidas con hielo: Nosotros no las probamos pero podías encontrarlas por doquier.

Aquí hago un inciso para recomendaros una de las mejores hamburguesas que hemos probado. La comimos en Bunsen, una cadena de burguers irlandesa con varios locales en Dubín (y uno en Cork). ¡Tenéis que probarlas! Y si os quedáis con hambre, id a por el postre a Queen of Tarts (Cow’s Ln, Dame St, Temple Bar, Dublin 2). Si sois golosos, este sitio os enamorará. Nosotros caímos rendidos ante su tarta de zanahoria. Para sumergiros ya totalmente en la cultura irlandesa, acompañad sus dulces con un irish coffee o un café con Baileys.

➤ Comprar souvenirs en Dublín

dulces Dublín - Con Algas en la Maleta

  • Chocolates: Si bien es probable que al pensar en chocolate no lo asocies con la gastronomía de este país, los dublineses defenderán el producto de sus fabricantes y te dirán que se encuentra a la altura (aunque no la fama) de sus vecinos suizos o belgas. Si quieres comprobarlo y llevarte un recuerdo muy dulce a casa, acércate a una tienda Butler’s y compra alguno de sus bombones. En las tiendas de souvenirs y de alimentacion, también encontraréis tabletas de chocolate rellenas de crema irlandesa o whisky. ¡Ah! Y si sois fans del chocolate Cardbury, aquí, en cualquier supermercado, tienen sus barritas en todos los sabores y tamaños. Así que cuidado con la dieta y el bolsillo…
  • Cerveza Guinness: Ya os explicamos que la Guinness de aquí no la encontraréis en España. Por eso, merece la pena cargar con unas pocas latas si tienes hueco en la maleta. Y de paso, algo de merchandising molón. Encontraréis artículos de todo tipo con el logo de Guinness en cualquier tienda de souvenirs: camisetas, gorras, zapatillas, tazas, peluches, mecheros y un larguísimo etcétera. De todos modos, donde más cosas veréis, es en la tienda de la fábrica-museo de Guinness.
  • Otras gastrodelicias: Pan de soda, queso o té irlandés, por ejemplo.
  • Cualquier artículo con arpas, ovejas y leprechauns: Como si vas a Sevilla y te vienes con una gitanita para el televisor, un delantal de flamenca o una bandera de España con el toro pintado.
  • Música irlandesa: En formato CD para escuchar en tu casa mientras revives las noches dublinesas en los pubs de Temple Bar o llevándote un instrumento musical tradicional como la flauta irlandesa o el bodhrán.
  • Joyería y bisutería celta: Por ejemplo, los anillos de Claddagh, con dos manos sosteniendo un corazón. Dicen que si una persona lo lleva en la mano derecha con el corazón mirando hacia afuera, significa que no tiene ninguna relación. Por el contrario, si lo lleva en la mano izquierda con el corazón hacia ella, quiere decir que está casada.
  • Equipamiento deportivo: Para fans del futbol gaélico, el hurling, el soccer (nuestro fútbol de toda la vida), o el rugby.

 

Y con este listado de cosas que debes saber sobre Dublín antes de emprender tu viaje, creo que ya tienes lo más importante. Ahora viene el consejo fundamental. Deja de leer blogs y webs sobre lo que debes ver o hacer en la ciudad verde. Aparta las guías de viaje y los mapas por un momento. No vivas Dublín como un turista, porque te decepcionará. No tiene grandes monumentos, ni paisajes de cuento. Por eso, la mejor forma de descubrirla es deambulando por ella, perdiéndote por sus calles, paseando por sus parques, buscando sus puertas de colores (¿ciudad gris?) y hablando con su gente. Solo llegando a su corazón, dejarás que Dublín entre en el tuyo.

 

Tags:
ALBA PÉREZ
conalgasenlamaleta@gmail.com
Sin comentarios

Escriba un comentario